Todos los hombres de la familia REPUBLICANA PALOMO GALLEGO de Tudela de Duero (Valladolid) fueron ASESINADOS por los franquistas durante la guerra de España

Palomo Gallego word pressEsta familia, conocida en Tudela de Duero con el sobrenombre de “Calores”, vivía en la avenida de Valladolid nº 18; se componía de los padres, Elías Palomo González y Felipa Gallego, y de sus 4 hijos: Cipriano, nacido en Tudela en 1910, soltero y jornalero; Aquilino, nacido en Tudela de Duero en 1906, soltero, jornalero; María, y Felipa, que era menor en 1936. Elías había nacido en Fuentes y era empleado municipal, posiblemente sereno. Su mujer, Felipa, ejercía como partera en el pueblo.

Su hija María, estaba casada con Aureliano Aguado, nacido en Quintanilla de Abajo en 1911, hijo de Pablo y Eusebia, naturales de Villavaquerín y Quintanilla respectivamente. Era jornalero y se había afincado en Tudela en el año 1934. La pareja vivía en casa de los padres de ella y tenían una niña de 4 meses que por decisión de sus padres no estaba bautizada, a la que pusieron el nombre de Libertad. Aureliano fue “paseado” por los franquistas.

Elías fue detenido el día 19 de julio de 1936 en las dependencias del ayuntamiento, donde la mayor parte de los miembros de la corporación había acudido al escuchar el alboroto formado por un grupo de falangistas y guardias civiles que estaban tomando el pueblo por la fuerza. El alcalde, los concejales y otras autoridades, entre ellas Elías, fueron trasladados a Valladolid, donde serían juzgados y fusilados el 2 de marzo de 1937 tras acusarlos de “rebelión militar”.

Pocos días más tarde, fueron detenidos sus dos hijos varones, Aquilino y Cipriano, y también su yerno, Aureliano Aguado. Los autores fueron grupos de falangistas que actuaban por la zona, junto con guardias civiles del puesto de Tudela. Los 3 hombres desaparecieron, más tarde se supo por un pastor que uno de ellos había sido asesinado en una cuneta de la carretera de Soria, muy cerca de lo que hoy es La Maña, junto con un vecino de Villabáñez. Los asesinos, según testimonio de vecinos de Traspinedo, que fueron trasladados a la zona para enterrarlos, obligaron a las víctimas a cavar su propia fosa. En los años 70, familiares de la víctima de Villabáñez exhumaron ambos cuerpos y los enterraron en el cementerio de la localidad.

Los golpistas, tras asesinar al padre, a los tíos y al abuelo de la niña, obligaron a la madre a bautizarla y la despojaron de su nombre, imponiéndole el de María Soledad y tachando el nombre auténtico en el Registro Civil. Esta niña fue conocida en Tudela como Sole “la Paloma”. Solo existe certificado de defunción de Elías, nada se dice sobre el fallecimiento de las otras 3 víctimas que se consideran “desaparecidas”. Se oculta la existencia de sus 2 hijos asesinados y hechos desaparecer.

La familia Palomo Gallego fue aniquilada por los franquistas. Los poderes estatales del actual régimen se proclaman insistentemente celosos del ordenamiento “constitucional”, excepto en los derechos de las víctimas del franquismo. El franquismo sigue siendo legal bajo la actual constitución, pero sus crímenes, aún constituyendo genocidio de lesa humanidad, se consideran prescritos por las actuales autoridades judiciales.


El artículo (e imágenes) original procede del documento de Orosia Castán, Represión franquista en Valladolid


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios