La maestra CARMEN HOMBRE PONZOA y su marido JUAN MÁXIMO, REPUBLICANOS, ASESINADOS por franquistas en Jerez en 1936-37

carmen hombre ponzoa word pressCarmen Hombre Ponzoa nació en San Fernando, Cádiz, en 1903. Era maestra, sindicalista afiliada a la UGT, de confesión protestante. Su familia poseía un estanco en San Fernando. Llevó a cabo su docencia en “El Madroño”, en Arcos de la Frontera, hasta que se incorporó en 1931 a la Escuela unitaria número 5 de Jerez de la Frontera, conocida como colegio del parque del Retiro. Su marido, Juan Máximo, era gaditano, nacido en 1898, llegado desde El Puerto de Santa María, se ganaba la vida como tipógrafo, también era maestro de la FETE. Ambos llevaban a cabo una importante actividad política en su condición de socialistas y republicanos, adscritos al Socorro Rojo Internacional, por lo que estaban “muy señalados”.

En los meses posteriores al Golpe, ambos fueron destituidos de sus puestos por los rebeldes franquistas. Carmen era vocal de la junta directiva de la Colonia Escolar jerezana. Tras ser apresados, sus bienes les fueron incautaron, entre ellos el estanco que regentaban. Carmen fue recluida en la cárcel de la plaza de Belén donde padeció vejaciones, violaciones, tortura.

Cuando llegó el momento del disparo seco de los fusiles, Carmen estaba embarazada de 8 meses. Fue fusilada en un frío enero de hace 82 años. En el informe de la dirección general de seguridad se acusó al matrimonio de “actividades marxistas o rebeldes…se la presentó como una comunista que difundía “las doctrinas disolventes que inculcaba a las niñas a las que instruía… participaba como militante del Frente Popular, presidiendo mítines de mujeres a las que inculcó la idea de la revolución social y el proletariado, dando vivas a esta revolución y poniendo el puño cerrado”. Su marido Juan Máximo fue asimismo brutalmente torturado antes de ser fusilado un mes antes, en Jerez.

El segundo asesinato fue el olvido. Como si la tierra se tragara sus vidas y sus historias para siempre. La condena a las cunetas y el silencio impuesto a la familia para no hablar ni recordar nada de aquel horror. Pero sí existieron. Carmen Máximo, 51 años, su nieta, es hija del único hijo del matrimonio que logró salir con vida, “gracias a una monja que lo metió en una cajita para que pareciera que estaba muerto y entregárselo a una prima hermana de mi abuela”. Carmen lo supo casi todo hace ahora 10 años y empezó a “escarbar”, construyendo el relato sordo de la memoria de sus abuelos, contra el muro del silencio, las contradicciones, las huellas pérdidas… Ya nada es lo mismo. Nada de reabrir heridas, sino lograr que cicatricen.

Carmen ha denunciado ante la Justicia argentina el asesinato del matrimonio gaditano, indignada por los retrocesos en materia de memoria histórica en España con la ola ultraderechista: “..En Jerez ni siquiera hubo levantamiento en armas tras el Golpe..los golpistas hicieron una limpieza sistemática del movimiento obrero en la ciudad, sin consideración y con ensañamiento..mis abuelos eran buenas personas..es tremendo que haya quien no entienda que estos asesinatos merecen justicia..¿Pero qué viejas heridas si todos los aparatos del Estado están llenos de franquistas, de los vencedores? Sin evaluar el pasado e interpretar el presente es imposible avanzar hacia el futuro. Esto no es solo una cuestión familiar, que lo es, ni es por venganza, es por una cuestión de justicia..”.

El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera convoca anualmente los Premios Carmen Hombre Ponzoa a la labor educativa. Carmen Hombre Ponzoa tiene una calle en Jerez.


Originales: Wikipedia. La voz del Sur (Paco Sánchez Múgica). Maestras Republicanas (Beatriz Peyrot Marcos)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ