ALEXANDRE BÓVEDA IGLESIAS, intelectual GALLEGUISTA y REPUBLICANO, FUSILADO por los franquistas en A Caeira, Pontevedra, en 1936

alexandre boveda iglesias word pressAlexandre Bóveda Iglesias nació en Orense en 1903. Era un talento natural, desde niño hablaba francés y tenía conocimientos de contabilidad y matemáticas inusuales para su edad. Estudio peritaje mercantil. Consiguió el n.º 1 en oposiciones en Madrid a jefe de hacienda del estado. Aunque Calvo Sotelo le ofreció un puesto en su Comité de Intervención de Cambios, Bóveda rechazó la oferta y regresó a Galicia para trabajar en la Delegación de Hacienda de Ourense. Con 23 años, gracias a otras oposiciones ocupó el puesto de Jefe de Contabilidad en Pontevedra.

Se interesó en política a través de la revista Nós, publicada en gallego entre 1920 y 1936, impulsada por Vicente Risco, muy cuidada en detalles gráficos y artísticos gracias a Castelao, asiduo colaborador. Posteriormente pasó a escribir en la revista La Zarpa. Tomó contacto con la tertulia presidida por Castelao y Losada Diéguez en el Café Méndez Núñez implicándose en las actividades de los 2 galleguistas. En la Coral Polifónica conoció a Amalia Álvarez Gallego, con la que se casó en 1930 en el Monasterio de Poio y con la que tuvo 5 hijos. Alexandre no pudo conocer al 5º, cuando lo fusilaron su mujer estaba embarazada.

Fue uno de los intelectuales más relevantes de la época en Galicia, según Castelao fue el motor del Partido Galeguista. En 1932 el partido le nombró delegado en la comisión del Seminario de Estudos Galegos, teniendo un papel muy activo en la redacción del estatuto y en la asamblea de municipios que se creó para debatir el mismo bajo el Gobierno del Frente Popular en 1936. El texto definía a Galicia como un “Estado libre dentro de la República Federal Española”.

En 1933 fue elegido miembro central del comité de la Autonomía presidida por Bibiano Fernández-Osorio Tafall, mientras que Enrique Rajoy, amigo íntimo de Bóveda, era el secretario de dicho comité. Al triunfar en Galicia el golpe de Estado de 1936 Rajoy fue represaliado y expulsado de su Cátedra Universitaria en Santiago de Compostela. Uno de sus nietos es Mariano Rajoy. Cuando en 1934 la derecha se hizo con el poder en la República, una orden ministerial del gobierno conservador de Lerroux, le impuso como castigo un destino administrativo forzoso en la Delegación de Hacienda de Cádiz. Regresó en 1935 a Galicia al obtener una plaza en la delegación de hacienda de Vigo.

Tras el triunfo de la sublevación en Pontevedra, el 20 de julio de 1936 Alexandre fue encarcelado. En agosto fue juzgado por un delito de “traición”, tras lo que Alexandre declaró: Mi patria natural es Galicia. La amo fervorosamente, jamás la traicionaría. Si entiende el tribunal que por este amor entrañable debe serme aplicada la pena de muerte, la recibiré como un sacrificio más por ella”.

Condenado a muerte, al alba del 17 de agosto de 1936, fue fusilado atado a un pino en el monte de A Caeira. Tenía 33 años. El juez que lo condenó no permitió que se cumpliera su última voluntad: ser enterrado bajo la bandera gallega. Cuando el pelotón que lo fusiló se disolvía, su amigo íntimo Xosé Sesto, corrió hasta su cuerpo. Sin dejarse amedrentar, Sesto introdujo en su chaqueta una bandera confeccionada para la ocasión. Con ella no cubrió la caja, pero si tapó la herida de bala que atravesaba su corazón.

En aquel agosto de 1936, defender la libertad y la democracia era el peor de los crímenes. Tras Bóveda, otros galleguistas fueron paseados. Unos días antes el artista Camilo Díaz Baliño caía abatido a tiros. El 19 de agosto, solo dos días después, las balas fascistas se llevaban por delante al último alcalde Republicano de Santiago, el editor Ánxel Casal. Durante la guerra de España los franquistas asesinaron en Galicia a 4.699 personas, según la base de datos más completa al respecto, la del proyecto interuniversitario Nomes e Voces, cuyo cierre propició el gobierno del PP en la Xunta en 2012 al retirarle el apoyo.

En los últimos años se han multiplicado los homenajes a la figura de Alexandre Bóveda, donde fue fusilado se levanta un monumento en su honor. La fecha del asesinato de Bóveda se conmemora cada año en Galicia como Día da Galiza Mártir, aunque sin el apoyo del Gobierno del PP, y sirve no solo para recordar la figura del político galeguista, sino la de todas las personas que sufrieron la represión franquista en Galicia.


Documentos: Wikipedia, Público (Juan Oliver). Nueva Tribuna (Eduardo Montagut). El País (Alexandre Vázquez Lorenzo y Gerardo González Martín). Contrainformación (Javier F. Ferrero). Eldiario.es (David Lombao). Imágenes de Wikipedia y Wikimedia


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ