LUIS ROVIRA MIRALLES, maestro, REPUBLICANO y antifascista, FUSILADO por los franquistas en Alicante en 1940

Luis Rovira Miralles 2 word pressLuis Rovira Miralles nació en Iglesuela del Cid (Teruel) en 1893. Estudió Magisterio en Castellón y Valencia. Casó con Salvadora Adell Segarra, nacida en Albocácer, también maestra, y se trasladaron ambos a Ibiza, a San Vicent de Sa Cala, donde estuvieron trabajando desde 1919 a 1924. Rovira fundó allí la Sociedad “El Progreso”, que construyó el edificio de la escuela. En sa Cala, Luis Rovira Miralles era considerada «persona ordenada y legal», lo primero que hizo fue elaborar un inventario de lo que se encontró en la escuela. Llegó a la isla junto a otros 6 maestros, como Joaquín Gadea, que «revolucionaron» la enseñanza. Rovira tuvo un papel fundamental, consideraba que la iniciativa popular era imprescindible para impulsar la construcción de la escuela. “El Progreso” fue el ariete civil para lograr ese propósito.

En 1924 pasó de Ibiza a Muro de Alcoi (Alicante), donde ingresó en la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza (UGT), y donde fue designado alcalde en 1936. Desde 1937 a 1939 trabajó en su profesión en Barcelona al servicio de la Generalitat de Catalunya, como director del Grupo Escolar de Viladomat en el que su esposa Salvadora ejercía como maestra. A diferencia de su hijo Luis, que marchó al exilio y estuvo recluido en el campo de internamiento de Argelés-sur-mer, Luis Rovira, considerando que tenía la conciencia tranquila y creía no deber nada a la justicia de Franco, se quedó en Barcelona al terminar la guerra.

Allí fue reconocido por un antiguo alumno, a quien precisamente Luis Rovira había facilitado un salvoconducto para marcharse de Muro. Fue finalmente encarcelado en Alicante en febrero de 1940. Se le abrieron 2 procesos. Tuvo informes, favorables y adversos. Se le acusó de haber sido miembro del Comité Revolucionario, los informes contra Rovira fueron emitidos por el alcalde de Muro, la guardia civil de Alqueria d’Asnar y el jefe local de Investigación de FET y de las JONS. Otros aseguraron que lamentó los sucesos revolucionarios, dio salvoconductos y ayudó a escapar a muchas personas, entre ellos a 2 sacerdotes.

La guardia civil le acusó de enviar 200 hombres armados a Alcoi para asaltar el Cuartel de Infantería. El delegado de Información e Investigación de Falange José Climent Llorca, añadió que hizo propaganda a favor del Frente Popular y contra las derechas y la Iglesia, y era “un tirano”, perseguidor de personas de derechas. Rovira negó todas las acusaciones, y aseguró que había gestionado la libertad de varios presos, y que no pudo participar en la muerte de 11 vecinos en octubre de 1936 porque estaba de viaje en Alicante, lo que corroboró algún testigo.

La sentencia consideró probado que Rovira había sido el organizador de IR en Muro, había formado parte del Comité Revolucionario. La sentencia admitía que había favorecido “a algún elemento de derechas”. Se le condenó a pena de muerte. Rovira se negó a firmar el enterado de la sentencia por adhesión a la rebelión, pero fue fusilado el 12 de julio de 1940 en las tapias del cementerio de Alicante después de una espera de 36 días.

Junto a Luis Rovira Miralles fueron fusilados el anarquista Francisco Maroto, el antiguo gobernador socialista de Málaga Luís Arráez Martínez, Antonio Miguel Vidal (campesino de Jijona), Tomás Antón Antón (campesino de Elche), Miguel Olivares Tomás (albañil de Elche), Pedro Cabrera Timoner (administrativo de Madrid), Joaquín Félix Borrallo (ferroviario de Denia), José Sendra Pastor (dependiente de comercio, de Valencia), Ramón Gimeno Navarro (albañil de Castalla), Vicente Ivars Ronda (mecánico ajustador, de Denia), Ángel Cartagena Llorens (campesino de Relleu), José Verdú Candela (campesino de Castalla) y Francisco Monerris Pagán (albañil de Jijona).

Mientras tanto continuaba otro proceso paralelo contra Rovira en Alcoi. En este también aparece en el sumario José Climent Llorca admitiendo que Rovira no había presidido el Comité Revolucionario. El Juez, tras comprobar la ejecución de Rovira, sobreseyó el sumario el 29 de abril de 1941. Cuando, ya fusilado Rovira, se elaboró el informe de alcaldía para la Causa General, no se le citó como responsable de ninguno de los hechos ocurridos en Muro y en una relación de miembros del Comité Revolucionario -que en su inmensa mayoría huyeron al extranjero- no aparecía su nombre.

Más adelante, José Climent Llorca, principal acusador de Rovira y uno de los informantes habituales en todos los sumarios contra vecinos de Muro, sería a su vez juzgado en Consejo de guerra acusado de malversación de fondos e irregularidades económicas, además de falsear sus informes mediante la percepción de sumas económicas por parte de los familiares de los acusados. Fue absuelto.


Documentos: Archivo democracia (José Joaquín Rovira Roig). Fundación Pablo Iglesias. Diario de Ibiza (J.M.L.R). Gimenologues


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios