En 1936 los franquistas ASESINARON a 22 REPUBLICANOS en La Galliguera, entre ellos 4 mujeres: MODESTA RASAL, ANTONIA LARRAZ, RAMONA BARBA, y FELIPA LARRAZ

Ramona, Felipa, Antonia y Modesta word pressLa zona conocida como La Galliguera (Huesca), a los pies de los Mallos de Riglos, también vivió su particular ‘Noche de los cuchillos largos’. Fue el 18 de septiembre de 1936. Dos camiones cargados con falangistas y guardias civiles entraron en esta población encuadrada en territorio sublevado. El objetivo, llevarse con ellos a aquellos adeptos a la República o bien, a los denunciados por sus vecinos por meras rencillas personales. 22 hombres y mujeres fueron detenidos en sus casas de Murillo de Gállego y llevados al Ayuntamiento de la localidad. Desde allí, atados, los subieron a los vehículos y los fusilaron en un campo cercano a la inmediata localidad de Agüero.

Entre los detenidos figuraba una joven pareja, Mariano Vinué Sampietro y su esposa Felipa Larraz Beitia, que dejarían tres hijos huérfanos. A Mariano lo asesinaron en las proximidades de Murillo de Gállego, en el mismo lugar donde décadas después una losa lo recuerda junto a sus compañeros. A Felipa la trasladaron con otras 3 mujeres, Ramona Barba Marcuello, Antonia Larraz Giménez y Modesta Rasal Vera, a las cercanías de Biscarrués. Allí las bajaron del camión. Una de ellas trató de huir, pero las balas la alcanzaron y las 4 compartieron destino.

Los cuerpos de las 4 mujeres fueron trasladados en un carro de caballerías hasta el cementerio de Biscarrués y sepultados en una fosa común. La hermana de una de ellas incluso lo vio pasar sin darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Mariano Vinué Larraz, hijo de Felipa Larraz tenía 5 años ese día. La historia de Felipa, Ramona, Antonia y Modesta se ha mantenido sepultada todos estos años bajo dos metros de tierra, pero también oculta bajo el silencio y el miedo impuesto por la violencia y la represión de los 40 años de dictadura franquista.

El Círculo Republicano “Manolín Abad” de Huesca ha ayudado a Mariano Vinué a encontrar la fosa común donde la arrojaron y a llevar un ramo de flores a su madre 81 años después de ser asesinada. El proyecto para recuperar los restos de estas víctimas del fascismo ha sido promovido por la Asociación para la Investigación y la Recuperación de la Memoria Democrática de Aragón (AIDOS), que centra sus objetivos en el estudio de la represión franquista sobre la mujer. La exhumación de los restos humanos de la fosa ha sido subvencionada por el Gobierno de Aragón y dirigida por el arqueólogo Hugo Chautón. Mariano Vinué, expresaba estar “inmensamente feliz” con un punto de contenida emoción en su voz, ha reencontrado a su madre con 86 años.

La historia de estas 22 víctimas se recoge en el documental Los que callaron, los que quedaron, dirigido en 2006 por Felipe Osanz, cuyos abuelos paternos fueron fusilados también en aquella ocasión. En el cementerio de Biscarrués se ha realizado un homenaje y unas palabras de agradecimiento. Según el Mapa de Fosas Comunes realizado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón, en torno a Biscarrués se localizarían hasta 4 fosas comunes y la del cementerio sería solo una de ellas. En el término municipal de Murillo de Gállego existieron no menos de 5; algunas exhumadas y otras permanecen ignotas, alguna cubierta por la carretera nacional entre Ayerbe y Jaca donde podrían hallarse los restos de un grupo de soldados Republicanos fusilados.

“Cada investigación, cada exhumación de cualquiera de los cientos de fosas comunes que aún se encuentran por cunetas, laderas, tapias de cementerios, supone la recuperación de una pieza del rompecabezas de nuestra historia reciente, compuesto por miles de pequeños relatos de sufrimiento y humillación, de asesinatos y torturas y cuya realidad permanece aún desconocida para muchos”, indicaba en una nota el Ayuntamiento de Biscarrués. Rescatar este pasado implica un avance trascendente, un paso adelante en la recuperación de la normalidad democrática y de la dignidad pisoteada de aquellas olvidadas como Felipa, Modesta, Ramona y Antonia que tan injustamente perdieron sus vidas por la libertad.

 


Documentos: SIPCA. Arainfo. Miguel Barluenga en eldiario.es (1 y 2). Imagen en Con nombre y apellidos


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios