La REPRESIÓN franquista contra los MAESTROS en Ávila

Represión franquista maestros Ávila word pressLos golpistas, militares, guardia civil, falangistas y otras fuerzas, controlaron Ávila desde el inicio del golpe fascista. Impidieron cualquier oposición a los Republicanos, a quienes asesinaron por decenas desde principios de agosto. La represión a los maestros se produjo en capital y provincia, Barco de Ávila, Piedrahita y Arévalo. Hubo asesinatos preventivos de alcaldes, concejales, sindicalistas y maestros de escuela, que fueron víctimas de su intento de extender un cambio sociocultural, de hacer una España que no fuera sólo de misa y pandereta. Hubo afán de venganza en una ciudad en la que no hubo enfrentamientos entre Republicanos y golpistas.

El colectivo de maestros, junto con el de trabajadores del campo, fue el que más sufrió la represión fascista en la provincia y ciudad, donde una derecha reaccionaria y extrema persiguió a todo lo que suponía cambio, cultura, progreso, laicidad y libertad, cebándose especialmente en los maestros, que representaban esos valores republicanos. En Ávila se fusilaron al menos a 26 enseñantes, entre ellos 2 inspectores de enseñanza y 4 profesores, y 158 fueron destituidos, en total un 25%. Supuso un retroceso brutal en la calidad de la enseñanza debido a la enorme talla profesional y humana de los represaliados. Fueron sustituidos por curas y “gentes de orden”, a menudo excombatientes golpistas.

Desde el día 4 de agosto de 1936 el goteo de ejecuciones extrajudiciales fue continuo. El 7 de agosto hubo 35 asesinados en diferentes sitios, 7 eran maestros o profesores. El 8 fueron asesinados 3 maestros y 3 profesores en 5 lugares diferentes. El 1 de septiembre fueron fusilados 30 Republicanos al pie de la tapia del cementerio de la ciudad, entre ellos 2 inspectores de enseñanza y una maestra. El golpe de Estado fue en verano. Eso salvó a muchos maestros, si se hubiera producido durante el curso escolar, muchos más habrían sido víctimas de la barbarie represora al encontrarse en los pueblos. A muchos maestros les salvó el que la mitad sur de la provincia fuera fiel a la República. Si en los valles del Tiétar y Alberche hubiera triunfado el golpe, muchos más maestros habrían sido fusilados. Esta es una relación de Maestros y Profesores asesinados en Ávila en 1936:

Francisco Agustín Rodríguez, Inspector de 1ª Enseñanza en Ávila. Candidato a las Cortes por Unión Republicana en 1936. Ex Director General de Enseñanza. Fusilado en Ávila el 1 de septiembre.
Luciano Alegre García, Maestro Nacional en La Lastra del Cano y Santiago de Aravalle. Fusilado en la Carretera de Hermosillo.
Manuel Alonso Zapata, Profesor en Madrid, diputado socialista. Fundador de Trabajadores de la Enseñanza (TE.-UGT). Fusilado en Ávila el 4 de agosto.
Frumencio Berciano Álvarez, Maestro Nacional en Ávila Pertenecía a TE. Fusilado en Ávila el 8 de agosto.
Mariano Pedro de Miguel Barroso, Maestro Nacional en Mazalinos. Pertenecía a TE. Fusilado en Ávila el 8 de septiembre.
Máximo de Miguel Barroso, Maestro Nacional en San Esteban de los Patos. Hermano de Mariano. Secretario provincial de la Asociación TE. Fusilado en La Parra (Arenas de S. Pedro) el 8 de noviembre.
Manuel Díaz Tortosa, Catedrático. Director del Instituto de Arévalo. Fusilado en lugar y fecha desconocidos.
Antonio García Escudero, Maestro Nacional en San Martín de la Vega del Alberche. Pertenecía a TE. Fusilado cerca del Puerto de Villatoro el 17 de agosto.
Antonio García González, Maestro Nacional en Cardedal. Fusilado en la Plaza Mayor de Barco de Ávila.
– Juan García Posada, Maestro Nacional en Casasola. Fusilado cerca de Martiherrero el 8 de agosto.
Daniel González Linacero, Autor de textos escolares. Catedrático de Historia en Palencia. Director de la Escuela Normal. Fusilado en Arévalo el 8 de agosto junto a su hija, responsable de la Casa del Pueblo y también maestra.
Hilario Gutiérrez Palacios, Maestro Nacional en Arévalo. Socialista. Enterrado vivo por falangistas de Bercial-en Bóveda de Rioalmar el 7 de agosto. Tenía 32 años.
Belisario Hernández Roldán, Maestro Nacional en Aldeaseca. Pertenecía a TE. Comunista. Fusilado en lugar y fecha desconocidos.
Apolonia López, Maestra Nacional en Barromán. Concejala en el Ayuntamiento. Fusilada en Barromán.
Ramón López Gallego, Maestro Nacional en Mesegar de Corneja. Fusilado en el Alto de Villatoro el 23 de agosto.
Conrada María López Santos, Maestra Nacional en Navaluenga. Pertenecía a TE. Fusilada en Ávila el 1de septiembre.
Daniel Leralta, Maestro Nacional en Navasequilla. Desaparecido.
Nicanor Madejón Sánchez, Maestro Nacional en Salobral. Pertenecía a TE. Fusilado en el Alto de Villatoro el 8 de agosto.
Juan Bautista Martín Sánchez, Maestro Nacional en Sotalvo. Organizador de la Sociedad Obrera. Pertenecía a TE. Fusilado en lugar y fecha desconocidos.
José Martínez Linares, Primer alcalde republicano de Ávila, años 31 a 33. Presidente de la Diputación Provincial en el 36. Compromisario por IR en las elecciones de febrero. Profesor y Director de la Escuela Normal en Ávila. Fusilado en Ávila el 8 de agosto.
Tomás Miñambres Romero, Maestro Nacional Presidente provincial de la Asociación TE. Propietario y Secretario en la Graduada Aneja a la Normal en Ávila. Fusilado en Ávila el 6 de agosto.
Salvador Otero Calvo, Maestro Nacional en Adanero. Fusilado en Ávila el 7 de agosto.
Gregorio Pato Barbero, Maestro Nacional en Ávila. Tesorero provincial de la Asociación TE. Propietario y Secretario en la Graduada de Niños nº 1 (El Corralón). Fusilado en Arenas de San Pedro ¿El 20 de noviembre?
Hermenegildo Sánchez Jiménez, Maestro Nacional en Sotillo de la Adrada. Pertenecía a TE. Fusilado por las milicias rojas en Sotillo.
José Santa Catalina Hernández, Maestro Nacional en Peguerinos. Socialista. Interventor del Frente Popular Pertenecía a TE. Fusilado en lugar y fecha desconocidos.
Miguel Tejerina Fernández, Inspector de 1ª Enseñanza Ávila. Fusilado en Ávila el 1 de septiembre.

Aunque pagaran con su vida, nunca fueron moralmente derrotados; aunque fueran humillados, nunca fueron dominados; aunque fueran demonizados, de alguna forma eran santos. Hay que reconocer y dar a conocer sus vidas, sus trayectorias, su sacrificio. Recuperar la memoria importa a los que sufrieron y sufren su dolor en silencio desde hace décadas; también importa porque es necesario conocer el pasado, saber la verdad de los hechos, escribir el futuro de esta tierra con las palabras de la memoria, sacar a la luz lo que algunos quieren que siga en las tinieblas, homenajear el sacrificio de sus vidas.


Documento original: La Represión contra Maestros en Ávila, M. Rafael Sánchez


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios