JUAN JOSÉ SANTACRUZ Y GARCÉS, Ingeniero de caminos, REPUBLICANO, FUSILADO por elementos franquistas en Granada en 1936

Juan José Santacruz word pressJuan José Santacruz y Garcés nació en Madrid en 1880 en una familia aristocrática. En agosto de 1914, se instaló en Granada, siendo presidente del Centro Artístico, Literario y Científico, donde llevó a cabo la mayor parte de sus proyectos. Participó activamente en la tertulia El Rinconcillo en el Café Alameda de Granada, donde acudían otros intelectuales de la época, Melchor Fernández Almagro, el pintor Manuel Ángeles Ortiz, los hermanos Francisco y Federico García Lorca, José Acosta Medina, Antonio Gallego Burín, José Mora Guarnido, Constantino Ruiz Carnero, Francisco Soriano, Miguel Pizarro, José y Manuel Fernández Montesinos, Hermenegildo Lanz, Ismael González de la Serna y el músico y compositor Ángel Barrios.

En el ámbito político, se integró en el proyecto de la Agrupación de Intelectuales al Servicio de la República (ASR) que impulsó, entre otros, José Ortega y Gasset. Fue elegido diputado a Cortes en las elecciones Republicanas de 1931 por el Partido Republicano Autónomo Granadino (PRAG). Rechazó la oferta de Manuel Azaña para ser ministro de Fomento, dedicándose por completo a su actividad profesional. En junio de 1931 era ingeniero jefe de obras públicas proyectando una nueva red e instalación de suministro de agua potable desde el río Aguas Blancas.

Junto al duque de San Pedro de Galatino, Julio Quesada Cañaveral y Piédrola, el influyente y caciquil Natalio Rivas y el colaborador José Puche, diseñó y dirigió multitud de obras muchas de los cuales todavía permanecen, y constituyen parte del actual patrimonio civil de la provincia y de la ciudad. El 15 de septiembre de 1935 se inauguró la obra magna: La entonces vía más alta de Europa, la carretera que une Granada con el pico Veleta de Sierra Nevada, en cuya cumbre se presentó Santacruz en un coche conducido por su hija Teresa, recibiendo al entonces ministro de Fomento y demás autoridades. Otras construcciones fueron el tranvía de la sierra hasta Maitena, el Hotel Alhambra Palace, el Puerto de Motril, el Pantano de Cubillas y el trazado del Camino de Ronda con Julio Moreno.

Desatada la furia de la guerra civil, Santacruz fue detenido el 19 de julio en su casa y trasladado a la Prisión Provincial. Dice Ian Gibson que al ilustre ingeniero se le acusó esperpénticamente de querer volar el embovedado del río Darro, lo que ni siquiera figura en el burdo juicio sumarísimo que se celebró, que duró menos de una hora el 1 de agosto, junto al presidente de la diputación, Virgilio Castilla, y los sindicalistas Antonio Rus Romero (UGT) y José Alcántara (CNT), entre otros. Todos fueron condenados a la pena de muerte. Entre los vocales del ‘sumarísimo’, el teniente coronel de infantería, González Cárdenas, puso reparos en firmar la condena, pero se le amenazó con aplicarle a él la misma receta.

Antes de ser fusilado, se casó en prisión con su pareja sentimental, la bailaora gitana Antonia Heredia Fernández, de la familia de Los Canasteros, con la que tuvo una hija llamada Teresa. Se despidió por carta: “Querida hija, me voy sin verte. Necesito de todo mi valor y al ver que te perdía no podría tenerlo. Sé buena, no hagas daño; ten paciencia con tu madre y respétala. Trabaja en algo, pinta y canta en recuerdo mío. Odia todo lo que represente daño y sangre y acuérdate de quienes te dejan sin padre; no los odies, pero evítalos. Al entrar en la eternidad te besa con todo el cariño que te tuvo tu padre, para quien fuiste todo y que en su último momento se acordará de ti”.

El 2 de agosto de 1936 Santacruz y sus compañeros de juicio fueron fusilados en el cementerio de Granada. Quisieron taparle los ojos, pero él se opuso, el nudo de la venda se desató. Una vez fallecido se le impuso una multa de un millón de pesetas por parte del Tribunal de Responsabilidades Políticas, sanción que recayó sobre sus herederos; sus allegados sufrieron la represión posterior, su chófer fue asesinado, su casa confiscada, hasta mataron a su perro. Su hija tuvo que irse a una casa deshabitada donde llorar a su padre. También fueron fusilados el mayor de sus hermanos, Antonio de Santa Cruz, y 3 de sus hijos, Antonio, José y Manuel, sobrinos de Juan José. El Ayuntamiento de Granada, ha dedicado en el Zaidín una calle que lleva el nombre de Ingeniero Santa Cruz.

Durante la guerra de España los franquistas diezmaron la ciudad de Granada, arrancándole a su gente más preclara, miles de ciudadanos inocentes yacen todavía en fosas desconocidas. En sólo unos días, con o sin juicios sumarísimos se asesinó a gente de la talla de Federico García Lorca, a gran parte de los miembros de la Universidad, incluyendo a su rector Salvador Vila Hernández; al alcalde Fernández Montesinos, al director del diario El Defensor de Granada Constantino Ruiz Carnero, y al presidente de la diputación Virgilio Castilla, amén de millares de inocentes ciudadanos. Fue demasiado bestial y terrible como para pasar la hoja o seguir mirando para otra parte.


Documentos: Generaciones de Plata. Wikipedia. Granada Hoy (Juan José Ruiz Molinero). En recuerdo de José Fernández Castro, magistral biógrafo del ingeniero Juan José Santa Cruz


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

Anuncios