El TERROR franquista arrasó la provincia de Málaga. ASESINATOS extrajudiciales en caliente

Provincia Malaga extrajudicial word pressEn Málaga los franquistas asesinaron a cerca de 7.500 Republicanos, de los cuales al menos 4.571 fueron arrojados a las fosas del cementerio de San Rafael, en la capital. El estremecedor dictado de Queipo de Llano en Sevilla ordenaba el asesinato de militantes de izquierdas sin formación de causa. Las oligarquías locales pactaron con los rebeldes el reparto de poder tras el avance fascista. Tras la captura de cada población, eran apresados todos los militantes o simpatizantes de izquierda, y posteriormente se abrió el espectro por denuncias, sospechas, parentescos. En las zonas rurales, donde las desigualdades sociales eran muy llamativas, los jornaleros y los braceros fueron los más castigados.

Las víctimas extrajudiciales fueron seleccionadas, buscando el exterminio de las directivas de los partidos Republicanos y de izquierdas, sindicatos anarquistas y socialistas, incluso de los sectores acomodados Republicanos, confiriendo a la represión un alto valor simbólico más allá de la eliminación física. La ofensiva rebelde avanzó en 3 columnas tomando el 12 de agosto Antequera, el 15 de septiembre Ronda y 3 días después Archidona, conectando con la Granada caída en manos fascistas. En agosto de 1936 comenzaron los fusilamientos de Republicanos en Antequera y Ronda, que continuaron los meses posteriores. Los asesinatos en Fuente de Piedra, Mollina y Humilladero continuaron hasta 1937. En Mollina ya se iniciaron 2 fosas comunes en 1936. En Cuevas de San Marcos, mas de un centenar de jornaleros que en aquellos momentos trabajaban el campo, fueron fusilados indiscriminadamente, y arrojados a 3 fosas comunes. Días más tarde, unos presos en traslado hacia Lucena fueron ejecutados en las cercanías de la carretera. El 26 de agosto en Cuevas Bajas fueron fusiladas 39 personas. Los fusilamientos no se limitaron a las tapias de los cementerios, se dieron masacres por toda la ciudad, amontonando las víctimas.

En Campillos hubo mas de un centener de fusilados originando fosas comunes en todos ellos, 15 en Sierra Yeguas, 21 en Teba, donde entre septiembre de 1936 y marzo de 1937 fueron ejecutadas 47 personas, como José Salguero Gómez y sus hijos Antonio y José, ugetistas organizadores de los trabajadores. A partir de septiembre cayeron numerosas poblaciones de la comarca, Arriate, Cortes de la Frontera, Montejaque, Jimera de Líbar, Atajate, Algatocín y Gaucín, donde hubo ejecuciones hasta 1939. En general, muchas muertes no se inscribieron en los registros correspondientes.

En Archidona se ejecutaron Republicanos en “Los Sifones”, en la curva de la “Viña Redonda” de la carretera de Villanueva del Trabuco y en las tapias del Cementerio Municipal. En 1936 se ejecutaron 51 personas y centenares más ulteriormente. Hasta la caída de Málaga aumentaron considerablemente los fusilamientos, en Villanueva de Tapia, Villanueva de Algaidas, las fosas se ampliaban, se generaban otras  nuevas. En Valle de Abdalajís, ya en 1937, fueron ejecutados cerca de 100 Republicanos, .

Casares cayó en octubre, la barbarie de los fusilamientos originó 2 fosas con más de 40 víctimas. En enero de 1937 fueron fusilados varios carabineros en Estepona, y el 17 de febrero otros vecinos en Arroyo Vaquero. Días después en Marbella, la salvaje represión del capitán de la guardia civil Manuel Gómez Cantos sobre jornaleros y pescadores acabó con la vida de más de un centenar de Republicanos, alguno de Izquierda o Unión Republicana, como Nicolás Cuevas Aguilar, Alfonso Martín Nievo, Vicente Pérez Montenegro o Salvador Rodríguez Agudo, alcalde en 1932, fusilados en febrero de 1937. Gómez Cantos detuvo a María Machuca Ortiz, embarazada, y a su marido. El matrimonio, le había ganado un pleito a Gómez Cantos por el impago del alquiler de la casa, detrás de la cual fueron ambos fusilados.

La población que huyó no se libró de la masacre cuando retornaron a sus pueblos tras la caída de Málaga. Desde febrero y hasta marzo hubo matanza extrajudicial de muchos Republicanos en la carretera de Ojén a Marbella, cuando decenas de personas de Casares, Manilva, Estepona y Marbella refugiados en Coín volvían a sus casas; los falangistas que les esperaban les obligaron a abrir las fosas que les servirían de sepultura a la orilla de la carretera. El 5 de mayo, 34 Republicanos presos en la cárcel de Casares, entre ellos 12 mujeres, fueron sacados para ser juzgados en Estepona: Nunca llegaron, el camión se detuvo en una curva donde fueron fusilados.

Muchas personas fueron ejecutadas en el momento de ser apresadas durante febrero del 37 en Valle del Guadalhorce, la comarca de Málaga y Antequera. El 9 de febrero se ocupó Casa Bermeja, Campanillas y Cártama, donde fueron fusiladas 66 personas en el cementerio. En Álora los fusilamientos empezaron en febrero de 1937, como en Coín, Almogía, Alhaurín el Grande, Pizarra o Valle de Abdalajís, continuando el resto del mes. Igualmente en Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco.

Se cercó Málaga excepto por la carretera de Almería, hacia donde huyeron en febrero de 1937 en “Desbandá” muchos civiles, niños, jóvenes, mujeres, ancianos, atemorizados de las hazañas de moros y legionarios, sufriendo la cruel persecución de tropas, aviación y buques nazis, fascistas y franquistas, que durante días les ametrallaron y bombardearon, asesinando a miles de inocentes e indefensos. Sus muertes no fueran en general registradas, un número indeterminado, mujeres y niños en muy alta proporción, fueron enterrados a la orilla de la carretera.

La estrategia represiva continuó después de la guerra, muchos pueblos fueron víctimas del “terror caliente”, muchos refugiados en zona republicana experimentaron una 2ª represión cuando regresaban a sus pueblos, el genocidio institucionalizado y sistematizado se siguió practicando. Tantos años de olvido y de silencio sólo pueden ser compensados con el respeto y la dignidad a las víctimas de la represión, a sus familias, dignidad para los enterramientos y dignidad que guíe las actuaciones sobre las fosas. Pero el nazismo, el fascismo, el franquismo son legales en España.

Más información en: El TERROR franquista arrasó la provincia de Málaga, Las patrañas de los consejos de guerra y Las MATANZAS franquistas de REPUBLICANOS en Málaga capital


Extractado a partir de los documentos: Las huellas de la Represión Franquista en la geografía malagueña, de Juan Antonio Valero y Raquel Zugasti – Memoria antifranquista del Baix Llobregat: La represión franquista en Andalucía, por la profesora de la Universidad de Málaga Lucía Prieto Borrego: Málaga 1937. El año de Némesis, pg 32 – Entre el cielo y la tierra. La represión franquista en Málaga, Manuel Morales Muñoz – La represión franquista en Andalucía Francisco Cobo Romero (coord.)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ