FRANCISCO PONZÁN VIDAL, ANARQUISTA, combatiente antifranquista, ASESINADO por los nazis en 1944

Francisco Ponzán Vidal word pressFrancisco Ponzán Vidal nació en Oviedo en 1911. Su padre, ferroviario, se estableció en Huesca, pero falleció cuando Francisco tenía 7 años. Paco se crió oscense, su madre escogió para su hijo una educación religiosa con los Salesianos. Tras el bachillerato, su carácter disconforme y apasionado le llevó a enfrentarse con los curas y fue expulsado. Se aficionó a la lectura siendo aprendiz en una librería. Esudió magisterio desde los 14 a los 18 años, recibiendo clases del profesor Ramón Acín que le mostró la pedagogía mas avanzada. La idea libertaria fue prendiendo y ya no la abandonaría nunca, Francisco se afilió a la CNT, y al Ateneo Cultural Libertario de Huesca.

Enviado como profesor al pequeño pueblo de Ipas, sufrió sus primeras detenciones a raiz de la insurrección Republicana en la cercana Jaca, de los capitanes García y Galán en1930, lo que les costó a ambos su ejecución. Después estuvo destinado en Castejón de Monegros, La Coruña, Baos-Corzón, Camelle (Camariñas), desde donde al terminar el curso en julio de 1936 acudió a Huesca ante la inminencia de unos acontecimientos que hacían presagiar catástrofes sin cuento.

Allí le pilló el golpe franquista. El 19 de julio el gobernador civil de Huesca, Agustín Carrascosa, determinó no entregar armas a la población para defender la legalidad Republicana. Ponzán, partidario decidido de la lucha, consideró que esta opción acrecentaría la catástrofe, como así ocurrió, pagándolo con su vida su admirado y querido Acín. Paco Ponzán huyó de Huesca. Tres meses más tarde era consejero de Transportes y Comunicaciones y después Subsecretariado de Información y Propaganda en el Consejo de Aragón. Más tarde se integró en el Servicio de Información Periférica del X Cuerpo del Ejército, que prestó notables servicios de sabotaje e información tras las líneas enemigas. Luchó en la 127 Brigada (“Roja y Negra”). Su experiencia sería capital en la resistencian francesa contra los nazis.

Tras la guerra española pasó al campo de concentración de Vernet (Francia), donde se concentraban anarquistas, restos de la 26 División, antigua Columna Durruti, brigadas internacionales, comunistas. El campo era duro y severo. Francisco se fugó y se instaló en Varilhes y Toulouse. Colaboró generando papeles para una red de evasión de prisioneros de los campos de prisioneros franquistas Los Almendros o Albatera. Enviaban grupos a Barcelona para obtención de fondos, realizar atentados personales, y mantener viva la llama en el combate contra el franquismo.

Generó una organizació de guías y pasadores en la que había muchas mujeres, su propia hermana, Pilar Ponzán, Alfonsina Bueno Ester o Segunda Montero, que sacaba personas de España por los Pirineos. Facilitó la salida a (y de) Francia a centenares de personas a cambio de armas y de dinero para la luchar contra Franco. El Grupo Ponzán se coordinó en 1941 con la red de evasión Pat O’Leary, en conexión con los servicios secretos aliados, ingleses, franceses y belgas (red Sabot), en línea con su plan antifranquista para la evacuación de miles de perseguidos por el nazismo. Fue la más amplia e importante red de evasión, información y correo al servicio de la resistencia y los aliados entre 1940 y 1944.

El Grupo recogía aviadores aliados que caían en suelo francés, los ocultaba, procuraba residencia, alimentación, asistencia médica, documentación falsa, y cruzaban los Pirineos para regresar a territorio aliado vía Portugal y Gibraltar. La tela de araña tenía como centro Toulouse, iba de Bruselas a Lisboa por Pirineos franceses, Andorra, y la costa mediterránea hasta Banyuls. Desde la invasión alemana a mediados de 1940, hasta su expulsión, la red consiguió ayudar a muchos miles de personas.

Ponzán fue detenido en abril de 1943 por los franceses colaboracionistas. Encerrado en la prisión de Saint-Michel fue condenado a 6 meses de reclusión. De allí fue sacado por la Gestapo el 17 de agosto de 1944, junto a otros 52 detenidos, pocos antes de la liberación de Toulouse. Todos fueron ametrallados en un bosque a 27 km de Buzet-sur-Tarn. Los cuerpos fueron arrojados a 3 enormes hogueras, sin que se haya podido saber si algunos estaban aún con vida.

Allí acabó Francisco Ponzán, “Vidal” en la resistencia, que se dedicaba a salvar gente y que no pudo ser rescatado. Sus cenizas fueron depositadas en 3 féretros en un mausoleo de Buzet donde en una placa puede leerse: “A nuestro hermano Francisco Pozán Vidal, exiliado político español, Gran Resistente muerto por Francia el 17-8-1944 a la edad de 33 años”. Fue reconocido y condecorado a título póstumo por los gobiernos y ejércitos de Francia, Reino Unido y Estados Unidos, nunca por España. El Ayuntamiento de Toulouse le dedicó un paseo en su honor. Recibió la Cruz de Guerra como reconocimiento a su labor.

Francisco Ponzán Plasmó escribió sus experiencias en el libro “Lucha y muerte por la libertad (1936-1945), y en su testamento: «Deseo que mis restos sean trasladados un día a tierra española y enterrados en Huesca, al lado del profesor Ramón Acín». Su voluntad todavía no se ha cumplido y su ciudad, de corta memoria, no lo recuerda ni evoca su figura en ningún lugar público.


Documentos: Facebook, Todos los nombres. Wikipedia. El salto diario (Imanol). Diario del Alto Aragón (Carlos Bravo Suárez). Unizar (Víctor M. Juan Borroy). Libros de Antonio Téllez Solá : “La red de evasión del grupo Ponzán: anarquistas en la guerra secreta contra el franquismo y el nazismo, (1936 – 1944)” y “Francisco Ponzán Vidal y la red de evasión Pat O’Leary (1940-1944)


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios