Los franquistas fusilaron públicamente en Martos (Jaén) en 1942, al alcalde ALFONSO RUIZ AGUILAR, y al Tte Coronel ANTONIO VÍLCHEZ FERNÁNDEZ, ambos REPUBLICANOS

Alfonso Ruiz y Antonio Vilchez word pressMartos fue uno de esos terribles casos paradigmáticos de asesinatos políticos convertidos en espectáculos de masas, con un evidente propósito aleccionador, terrorista, el de amedrentar a la población y someterla al miedo a los armados. La información fue publicada en el “Diario Jaén” el 12 de marzo de 1942, a la que se añade el testimonio de algunos marteños, en aquel entonces niños traumatizados, que asistieron a aquella inolvidable y macabra ceremonia de muerte. Todos ellos recuerdan de manera indeleble aquel día.

Ante millares de personas, cientos de ellas niños, se cumplió la sentencia recaída sobre el anterior alcalde del pueblo, Alfonso Ruiz Aguilar, y sobre el teniente coronel del Ejército Popular de la República Antonio Vílchez Fernández, acusados de todo tipo de crímenes. Un piquete de la Guardia Civil, al mando del teniente Juan del Castillo, ejecutó la sentencia, ante las atentas miradas del gobernador militar de la provincia Juan Pancorbo y del teniente coronel de Estado Mayor Manuel Chamorro. Niños y adultos presenciaron el espantoso ritual: los reos fueron fusilados de espaldas, atados y apoyados sobre unos sacos de cisco que habrán de evitar el rebote de las esquirlas. Antes de morir, justo en el instante anterior a la descarga, simultáneamente a la voz de “¡fuego!”, uno de ellos, el alcalde Alfonso Ruiz gira su torso y lanza hacia sus vecinos y amigos tuccitanos el grito postrero de “¡¡Viva la República!!”.

Desde la cárcel de la ciudad y presos en ella, la esposa de Alfonso, Gloria Luque, que recientemente había dado a luz a su hijo Germinal, y el padre de Alfonso, José Ruiz, escucharon espantados el tronar de los fusiles, que anunciaban el asesinato de su marido e hijo. Con el paso de los días, pocos, Germinal y José murieron en prisión.

Niños, mujeres, ancianos, hombres, al menos 250.000 Republicanos fueron asesinados entre 1936 y 1975, sufriendo las más pavorosas muertes a manos de sus bárbaros verdugos franquistas, pero nadie que lo haya vivido olvidará nunca en Martos aquel ominoso día de muerte de 10 de marzo de 1942. Todo el pueblo fue obligado a asistir al fusilamiento de su alcalde, a dar vivas a Franco y a desfilar ante el cadáver. El espanto de los presentes se agudizó cuando los asistentes al asesinato presenciaron los tiros de gracia en los cráneos de los fusilados, y tras tras los forzados vivas a Franco de rigor, niños, mujeres, ancianos, hombres fueron obligados a desfilar ante los cadáveres.

Algunos de los datos de esta entrada proceden del trabajo “Todos los Nombres”, publicado por el memorialista Santiago de Córdoba Ortega en “Estudios y Actividades. ARMH Jaén”, en el que contaba: Estimado amigo Paco, así fue y así me lo contó uno de los testigos indirectos de aquella criminal villanía: Antonio Villargordo Hernández. Desde 1977 me unió una gran amistad con Antonio Villargordo, cuya biografía está en el siguiente enlace. En el libro “Estudios y Actividades: Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Jaén” (2ª edición, 2007), Antonio Villargordo publica “Mi visión de la recuperación de la memoria histórica” (pp.467-472) en cuyo relato aporta datos reproducidos por el periódico del Movimiento “Diario Jaén” (11 y 12 de marzo de 1942) sobre el fusilamiento de Alfonso Ruiz Aguilar, alcalde socialista de Martos, y de Antonio Vílchez Fernández, teniente coronel comunista del Ejército Popular de la República.

Antonio Villargordo por su vinculación familiar de la esposa (su padre era un mando de la Falange de Martos) obtuvo detalles que la crónica del periódico omite: “…En la plaza de José Antonio y ante millares de personas, fue cumplida la sentencia…por un piquete de la Guardia Civil…fue encargada de realizar dicha ejecución. Terminada ésta el público dio vivas a la justicia ejemplar del Caudillo y desfiló ante los cadáveres”. Como me informó Antonio Villargordo, entre ese público presenciando la ejecución en la plaza de José Antonio, en la actualidad Plaza Fuente Nueva, se encontraban niños y adolescentes acompañados de sus maestros falangistas. Me queda felicitarte por tu trabajo en el blog Todos los rostros. Un abrazo desde Andújar. Santiago de Córdoba. 2 de julio de 2016.


Publicado por Paco de Jerez en martes, julio 21, 2015, Todos Los Rostros


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

Anuncios