CARLOS RUBIERA RODRÍGUEZ presidente de la diputación de Madrid, SOCIALISTA, FUSILADO por los franquistas en el cementerio del Este de Madrid en 1942

Carlos Rubiera word pressCarlos Rubiera Rodríguez, hijo de Carlos y Palmira, nació en Caldones (Gijón) en 1904. Era abogado, empleado de oficinas y banca. Llegó a Madrid en 1927, trabajando desde 1930 hasta 1935 en “La Asturiana de Madrid”, fábrica de sifones y gaseosas y posteriormente en el banco español de crédito. Miembro del Sindicato de Empleados de Oficinas de la UGT y secretario de la esta Federación Nacional en 1931. En 1932 estuvo en la ponencia de “conflictos internos”del XVII Congreso de la UGT. Fue vocal del Jurado Mixto de Oficinas y Despachos. Perteneció al Sindicato de Banca y Bolsa de la UGT. Ingresó en la AS de Madrid en 1930.

Era hombre de palabra fuerte y clara, de discurso elocuente, recorrió los pueblos de Madrid dando mítines en plazas y casas del pueblo. En Septiembre de 1935, junto con Andrés Manso, habló en la Casa del Pueblo de Béjar, ante 3.500 personas, de los precios del trigo, los problemas del campo y del país. Fue secretario de la Federación Provincial Socialista de Madrid y diputado socialista por Madrid en 1936. En Abril de 1936 fue designado secretario de la comisión de Gobernación de Las Cortes, que presidía Manuel Torres Compañá. En Mayo se eligió a Carlos Rubiera como vocal del partido en la Junta Nacional del Paro.

Durante la guerra formó parte de las Comisiones de Gobernación, Paro Obrero y Gobierno Interior. Formó parte de la primera Junta de Defensa de Madrid de Largo Caballero en 1936. Fue gobernador civil de Madrid hasta el 31 de diciembre de 1936, subsecretario del Ministerio de la Gobernación, miembro y vicepresidente del comité directivo del banco español de crédito, y hasta marzo de 1939 presidente de la Diputación Provincial de Madrid.

Fue elegido miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional del PSOE, bajo la presidencia de José Gómez Osorio, pocos días antes del final de la Guerra para reorganizar el partido en el exilio, la represión franquista acabó con casi la mitad de ellos. Acudió al castillo de Figueras, el 1 de Febrero de 1939 a la última reunión de Las Cortes en tierra española, pasó a Francia, fue uno de los pocos diputados que regresaron en avión a la zona centro. Presidió en Madrid en Marzo de 1939, la última reunión de la Diputación provincial. Junto con Wenceslao Carrillo o Pascual Tomás y otros se unió a los besteiristas y apoyó el golpe del coronel Casado.

Al final de la guerra Rubiera huyó a Alicante con su familia y el alcalde socialista de Vallecas, Amós Acero para huir en barco, pero fue apresado junto a otras miles de personas por las tropas italianas. Rubiera fue miembro del Comité de Evacuación Republicano llegando a un compromiso con el general italiano Gambara garantizando la vida de los Republicanos. Los barcos nazionales bloqueban la salida del puerto, Franco no respetó los acuerdos y encerró a Rubiera y a miles de prisioneros en el campo de concentración de Los Almendros. Fue trasladado al Castillo de Santa Bárbara y al campo de Albatera (Alicante), a la prisión de Yeserías, Santa Rita y Porlier (Madrid).

En consejo de guerra se acusó a Rubiera de ser uno de los jefes del Partido Socialista y de la UGT, redactar escritos y participar en actos públicos a favor de esas organizaciones; haber sido diputado en Cortes, ocupar puestos directivos, como consejero del banco español de crédito, vicepresidente y presidente de la Diputación de Madrid, gobernador civil de la provincia y subsecretario del Ministerio de Gobernación. Fue condenado a muerte el 7 de marzo de 1942.

Numerosos testigos defendieron a Rubiera, asegurando que su función fue fundamentalmente administrativa, que censuró abiertamente los excesos de milicianos, había colaborado en solucionar los problemas con espíritu legal y de justicia, había mostrado cordura, ecuanimidad y corrección. Entre ellos Antonio Fernández Orts, en 1942 jefe de negociado en el Ministerio de la Gobernación, igualmente Wifredo Furió Guillot ex presidente de la Cámara Nacional del Automóvil, Federico Reina Moñino de la sección de Política Interior del Ministerio de la Gobernación, Luis Feito Diego que fue puesto en libertad por Rubiera cuando había sido detenido por unos milicianos,

Al diputado en Cortes Carlos Rubiera Rodríguez le fusilaron los franquistas en el Cementerio del Este de Madrid, a las 6 de la mañana del 28 de Abril de 1942. Tres años hacía que la guerra había terminado pero continuaba con toda intensidad la de los tribunales militares, igual de cruel y sangrienta, frente a gente que se había rendido y entregado las armas, y frente a civiles que nunca las habían empuñado. Cayó Carlos Rubiera amordazada la boca y amarrados los brazos por detrás. Carlos Rubiera administró mucho dinero y murió con lo puesto. Casi 3.000 Republicanos fueron fusilados por la dictadura franquista ante las tapias del Cementerio del Este en el Madrid de la posguerra. Carlos Rubiera Rodríguez fue uno de ellos.


Documentos: Fundación Pablo Iglesias. Wikipedia. Asturias Republicana (Marcelino Laruelo)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española

Anuncio publicitario