ALFREDO ESPINOSA ORIVE, médico, REPUBLICANO, FUSILADO por los franquistas por su servicio a EUSKADI

Alfredo Espinosa word pressAlfredo Espinosa nació en Bilbao en 1903. Casado con Francisca Gómez tuvo 2 hijos. Doctor en Medicina en 1926 por la Universidad de San Carlos de Madrid. Responsable del área de radiología del Hospital de Basurto, inspector de sanidad en el Ayuntamiento de Bilbao y médico y delegado de los servicios de higiene especial. En la etapa Republicana fue vocal del Hospital Civil y de la junta provincial antituberculosis. Era conocido como el “médico de los pobres” por la ayuda desinteresada a las clases más humildes.

Hijo y nieto de republicanos bilbaínos, Alfredo tomó contacto con la política activa contra la dictadura de Primo de Rivera. Participó en la creación del Partido Republicano Radical Socialista, y en 1934 pasó a formar parte de la Unión Republicana. Fue concejal del Ayuntamiento de Bilbao en 1931. En 1933 fue nombrado Gobernador Civil de Burgos y después de Logroño.

El 18 julio de 1936, Espinosa defendió la legalidad republicana como delegado de sanidad de la Comisaría General de Defensa de la República en Bizkaia, y posteriormente como Director General de Comunicaciones en la Junta de Defensa de Bizkaia. Tras la aprobación del Estatuto de Autonomía, Espinosa se integró en el gobierno presidido por José Antonio Aguirre como consejero de Sanidad, dedicándose en exclusiva a la atención médica de la población civil. Su consejería creó y habilitó nuevos hospitales y cuartos de socorro e introdujo mejoras en la gestión de los establecimientos ya existentes. Se ocupó de evitar la transmisión de enfermedades infecciosas, de importar material quirúrgico y productos farmacéuticos, de inspeccionar la calidad y venta de alimentos y de elaborar informes sobre el estado de la sanidad en Euskadi. Se adelantó en muchos años a las políticas sociales de los gobiernos europeos.

Espinosa participó en la fundación de la Facultad de Medicina de la Universidad Vasca, fundó la Cruz Roja del País Vasco, supervisó la evacuación de niños al extranjero, se ocupó de las colonias infantiles, de los huérfanos de los milicianos, de las guarderías infantiles y de todos los establecimientos benéficos. Destacó por mejorar las condiciones de vida de los presos, corrigiendo injusticias y evitando persecuciones. Se esforzó por la higiene rural, organizó la asistencia social a refugiados, a hijos de milicianos fallecidos, a fundaciones benéficas, casas de Salud Infantil, casas de Reposo, de convalecencia, de Maternidad para refugiados, o del Hogar del Anciano. Movido por el sentimiento, de ser “incapaz de sentir odios ni rencores mezquinos contra sus semejantes”, dedicó su labor a corregir injusticias y evitar persecuciones arbitrarias.

El 11 de junio partió en el buque Warrior hacia Francia, junto a los niños del sanatorio de Górliz, para la compra de material sanitario para el Gobierno Vasco. Durante su viaje se enteró de la caída de Bilbao, por lo que de inmediato quiso trasladarse a España para reunirse con sus compañeros del Gobierno. Con ese fin despegó de Toulouse el 21 de junio, sin embargo, el avión que le transportaba aterrizó en la playa de Zarautz por traición del piloto, Yanguas, simulando una avería, donde le esperaban los franquistas para detenerle.

Fue confinado en el convento de El Carmen de Vitoria, donde se le interrogó. Sometido a juicio sumarísimo, fue fusilado el 26 de junio de 1937 en los muros del cementerio de Santa Isabel de Vitoria junto con otro pasajero del avión, D. José Aguirre capitán de artillería, y del poeta Lauaxeta, y enterrado en una fosa común. Hacía menos de 6 años que el sargento del pelotón le había hecho la guardia a Espinosa, cuando era Gobernador Civil en Burgos. El crimen de Espinosa fue tratar de mejorar las duras condiciones de los vecinos de Bizkaia en un tiempo en que el belicismo lo desgarraba todo y mantenerse leal a la legalidad republicana. Hoy en día el hospital de Urduliz recientemente inaugurado se llama Alfredo Espinosa en su honor.


Documentación: Bilbaopedia (Jon Penche). Osakidetza. Radio recuperando memoria. El Correo (Francisco Góngora). Auñamendi Eusko Entziklopledia. Alfredo Espinosa Orive (1903-1937). Detención, procesamiento y ejecución de un consejero del Gobierno Vasco, por Lorenzo Sebastián García


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios