En Espinosa de los Monteros, los franquistas ASESINARON en 1936 a 4 REPUBLICANAS y 9 REPUBLICANOS, y después los arrojaron a 2 FOSAS

Fosas Espinosa de los Monteros word pressEl municipio de Espinosa de los Monteros quedó partido en 2 al comienzo de la guerra, quedando la mayor superficie del término en la zona republicana, pero los sublevados se hicieron con el control del casco urbano, donde la represión franquista, durante y después de la guerra, fue feroz. Recientemente se han exhumado 2 fosas en la ciudad. En el blog Las merindades en la memoria, se da cuenta de la identidad de las personas encontradas. En la 1ª fosa aparecieron los restos de 9 hombres, todos boca abajo para que fueran al infierno, con fracturas en el cráneo por entrada de bala, muchos muestran roturas de huesos de piernas y brazos por efecto de golpes cuando fueron torturados. Fueron asesinados el 20 de octubre de 1936, y podrían ser:

Laureano Fernández Gómez, de 64 años, soltero, labrador de Barcenillas del Cerezo (Sotoscueva). Desaparecido ese 20 de octubre.
Basilio Gómez Fernández, de unos 40 años vecino del municipio de Espinosa. Fue visto por última vez el 12 de octubre de 1936. Se presume que fue paseado, fusilado y enterrado en la fosa junto con los otros espinosiegos.
Francisco Laso Ruiz, de 40 años. Desaparecido, vecino de Espinosa, de quien no se volvió a tener noticia desde el 18 de octubre de 1936.
Aurelio Lavín Ortiz, de unos 48 años, vecino de Espinosa, casado con Generosa Fernández que fue asesinada al día siguiente, tenía 8 hijos. Paseado.
Eduardo Martínez Mazón, de unos 38 años, alcalde pedáneo de Quintana de los Prados. Paseado.
Emeterio Palacios Gómez, de unos 28 años domiciliado en Santa Olalla, soltero, labrador. Paseado en el término municipal de Espinosa.
Nicolás Revuelta Santayana, de unos 28 años de edad, nacido y vecino de Espinosa, soltero, labrador. Paseado.
Claudio Sainz-Maza Fernández, nacido en Espinosa el 15 de febrero de 1920, vecino de Quintana de los Prados. Tenía solo 16 años aquel aciago 20 de octubre de 1936. Fue acusado de pasar información sobre las posiciones enemigas al bando republicano. Sus restos muestras múltiples fracturas indicando que fue asesinado a golpes.
Celestino Zorrilla Baranda, de 51 años. Vecino de Espinosa, 10 hijos, labrador y fabricante de alpargatas. Murió a manos de los falangistas del pueblo por “socialista”. La gente mayor contaba que oyó a los asesinos decir: ‘Le pegué el tiro y no veas cómo pataleaba’. Después de ser fusilado fueron a por su mujer, le raparon la cabeza y la llevaron a la plaza. Querían atrapar a uno de sus hijos, Donato, de 27 años, pero había escapado y en represalia, mataron a su nuera, Amelia Cano.

En la 2ª fosa, cercana a la 1ª, aparecieron 4 mujeres asesinadas un día después que los hombres. Entre los restos apareció un espejito y una peineta. En el pueblo se recuerda tristemente que una de las mujeres logró escapar y se refugió en un molino, pero la encontraron y la trajeron a rastras a la fosa. Se encontraron sus medias y su peineta con el rastro de sangre. Las 4 mujeres asesinadas eran:

Amelia Cano, de 27 años vecina de Espinosa, nacida en Treto (Cantabria) hacia 1909, mujer de Donato Zorrilla Parcero. Madre de un hijo de 2 años y embarazada de 7 meses, Amelia era la nuera de Celestino Zorrilla. Como su marido se había fugado de la cárcel de Burgos, ella fue asesinada en venganza.
Generosa Fernández Ortiz, de 45 años nacida y vecina de Espinosa el 19 de abril de 1885. Casada con Aurelio Lavín Ortiz asesinado un día antes, viuda, 8 hijos, “sus labores”. Dos de sus hijos habían quedado aislados con el rebaño en unas cabañas al otro lado de la línea del frente. Les fue a llevar comida y alguien la vio, con lo que se interpretó que llevaba información a la zona republicana, por lo que fue asesinada acusada de “espía”. Los 8 hermanos quedaron huérfanos. Una de las hijas, con 20 años, tuvo que sacar adelante la familia. Aunque sus principales recursos estaban requisados, debía llevar personalmente 10 litros de leche diarios a la Comandancia de la Guardia Civil.
Ángela Salinas Leciñana o Ángela García Arana, conocida como “La de los Periódicos”. Nacida hacia 1891, vecina de Espinosa, casada, repartía periódicos y ofrecía “El Liberal”, su marido se pasó a la zona republicana así que a ella la mataron.
Mujer desconocida. Hay dudas sobre la identidad de la 4ª mujer, sería una señora que se hallaba veraneando en Quintana de los Prados.

El forense Paco Etxeberria, que ha exhumado más de 500 fusilados de la Guerra Civil, y que ha protagonizado los trabajos de exhumación de las 2 fosas de Espinosa en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, reflexiona que si las víctimas tienen 3 derechos (verdad, justicia y recuperación), la ley de Memoria Histórica salta de Verdad a Recuperación, sin pasar por Justicia.


Documentación: (Javier Ortiz, 1 y 2). El País (Nuria Tesón, Natalia Junquera [1 y 2], Eva Larrauri. Crónicas a pie de fosa (Jesús Pablo Domínguez Varona & Aiyoa Arroita Lafuente). Las merindades en la memoria. Dibujo original de Antonio Saura de la serie ‘Mentira y sueño de Franco


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios