EMILIANO BAJO IGLESIAS, alcalde REPUBLICANO de Miranda de Ebro, ASESINADO por fusileros franquistas el 18 de septiembre de 1936

Emiliano Bajo Iglesias word press 2Emiliano Bajo Iglesias, nació en Miranda de Ebro el 20 de julio de 1889. Hijo de Zoilo y de María. Tras unos años en Cuba se asentó como sastre en Miranda. Casado con Natalia Quecedo tuvo 2 hijos. Era una persona culta, buen orador, militaba en Izquierda Republicana, tenía pasión por la cultura y el teatro. Con la proclamación de la 2ª República fue elegido concejal en Miranda y en 1936 fue elegido alcalde de la ciudad. Trabajó en paliar el paro obrero, en la construcción del Instituto de Enseñanza Media, la parcelación del “Prado”, la construcción de alcantarillado en las calles Pi y Margall y Castillo, aceras en Ramón y Cajal y Joaquín Costa, aguas corrientes para los barrios de las Matillas y Californias, iluminación pública, potenciación de las ferias y una primera feria del automóvil, mejoras en el cuerpo de Bomberos, estabilización en los precios de los artículos de primera necesidad. El 23 de mayo de 1936, Emiliano Bajo sufrió un atentado por parte de un sujeto de la CEDA que le clavó un cuchillo en la espalda.

En las fechas del golpe fascista del 18 de julio, Emiliano participó en el Comité de defensa de la ciudad en la Casa del Pueblo. Los responsables de adquirir armas en Eibar, el concejal Isidoro García de Albeniz y otros 2 mirandeses fueron interceptados por los golpistas y fusilados en agosto de 1936. El enfrentamiento el 19 de julio entre los leales a la República y los golpistas que venían desde Burgos se saldó con la toma de la ciudad por los golpistas. Algunos republicanos huyeron por la orilla del Ebro y fueron tiroteados por falangistas comandados por el cura de Zambrana a la altura del paso de la Revenga.

La represión sobre la población comenzó con fusilamientos en el paraje de La Arboleda. El alcalde Emiliano Bajo, varios concejales del Frente Popular y milicianos que defendieron la ciudad fueron trasladados a la Prisión Central de Burgos. Los franquistas asesinaron al diputado por Vizcaya Vicente Fatrás, al concejal socialista Isidoro García de Albéniz, el concejal socialista Ricardo Barrio y el concejal de Izquierda Republicana Francisco Mardones. En los pueblos cercanos los detenidos eran llevados al cuartel de la Guardia Civil, se les tomaba declaración mediante una brutal paliza, eran encarcelados en los bajos del ayuntamiento 2 o 3 días, los sacaban de la cárcel y eran fusilados y enterrados en fosas comunes, como La Pedraja, Estepar, Pancorbo, Zambrana, Sobrón, La Pilastra, Bayas, Armiñon…

El 7 de septiembre se celebró el juicio sumarísimo contra el alcalde Emiliano Bajo y otras 51 personas. Emiliano y otros 42 serian condenados a muerte por “Auxilio a la Rebelión”; otros 2 hombres fueron condenados a reclusión de 15 y 20 años respectivamente; y 5 mujeres serían condenadas a 7 años de cárcel en Saturrarán, entre ellas Natalia Quecedo, la mujer del alcalde.

El 18 de septiembre de 1936, Emiliano Bajo y los 42 condenados, fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento en el patio de la Prisión Central de Burgos, después trasladados hasta el cementerio de San José y enterrados en una fosa común, donde permanecen 81 años después. Ningun gobierno “democrático” ha recuperado sus restos, ni se ha anulado el juicio ilegal por el que fueron condenados, ni reparado su honor, nadie ha sido juzgado por aquel crimen, el tiempo pasa y la impunidad permanece.


Artículos originales: Miranda de Ebro en la Memoria (1 y 2: jmgnozal), Marginados en la Historia (Eduardo Montagut), Wikipedia, Eco Republicano (Luis Egea)


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios