EN LA CAMPIÑA GADITANA LOS FRANQUISTAS REPRIMIERON, VIOLARON, HUMILLARON Y ASESINARON a una extraordinaria generación de mujeres españolas, VALIENTES Y ORGULLOSAS LIBERTARIAS que osaron levantar su rostro, su alma rebelde y su cuerpo contra la injusticia y la esclavitud

María Silva Cruz word press 2

Los golpistas de julio de 1936 exterminaron a quienes pretendían modificar la situación económico-social existente, fueran moderados, liberales, republicanos, socialistas o anarcosindicalistas. Todos eran “rojos”, que pensaban en un mundo diferente. Criadas, jornaleras, trabajadoras, habían realizado una declaración de principios, convivían al margen de la iglesia y el Estado, sin pasar por vicaría ni registro civil. Su unión libre, cuestionaba a la iglesia católica, la única con derecho para dictar norma moral, y que llevaba siglos regulando el ciclo vital de los españoles. Las “rojas” habían perdido el respeto a los amos, ocupado espacios públicos que no les correspondían, abandonado las labores propias de su sexo. Su castigo debía ser doble, por revoltosas, díscolas, desnaturalizadas.

Las mujeres sufrieron represalias ideológicas y de sexo, sometimiento a la autoridad militar y eclesial, asesinatos, cárcel, violaciones, purgas, rapas. Un castigo ejemplarizante las devolvió a la invisibilidad de la que nunca debieron salir. Habían transgredido las líneas sociales y morales, cuestionado su papel tradicional, su condición subalterna. Sus cuerpos eran botín de guerra: Exposición pública, rapadas, vejadas, degradadas tras la ingesta forzada de purgantes, restituidas a su condición de esclavas económicas y sexuales, secuestrados sus hijos. Su condición femenina destruida, afectó por igual a burguesas que a obreras.

“Toda la tragedia de Andalucía, arrastrada durante siglos, estallaba ahora, como una tormenta, en torno a la triste belleza de María..sus grandes ojos miraban cara a cara a los verdugos..una descarga sonó. María sintió las balas penetrar en su carne. Una última imagen: Miguel, su madre, su hijo. Después nada..”

Los asesinatos de mujeres comenzaron en el verano del 36 bajo la cobertura de los bandos de guerra, sus muertes cumplían el papel de aviso y castigo: María Silva, “La Libertaria”, referente de Casas Viejas, compañera del anarcosindicalista Miguel Pérez Cordón, posteriormente también asesinado. Igualmente Catalina Sevillano, compañera del militante obrero Francisco Vega, también asesinado. María Arias “La Cuina”, casada con Francisco Rodríguez, detenida, humillada, vejada, rapada, asesinada en la laguna de La Janda. Antonia Moreno, “La Florera”, también asesinada, estaba casada con José Barroso, hermano de Miguel “Lagares”, otro destacado cenetista, asesinado.

Los sublevados realizaron acciones expeluznantes, Victoria Macías fue fusilada embarazada y su cadáver violado. Ana Castejón pasó un calvario como botín de guerra, en el cuartel de la Falange la raparon salvo dos moñitos con cintas con colores monárquico y falangista, la obligaron a ingerir medio litro de ricino, la pasearon por las calles bajo los gritos de los vecinos, el párroco la exorcizó, vuelta a encerrar, consejo de guerra, condenada a prisión. Ana Ramírez, mujer de José Vega de la CNT, padres de varios hijos, también fueron asesinados en la Laguna de Medina junto a otros vecinos

Una vez madres y padres eliminados, huidos, desaparecidos, los hijos padecieron las consecuencias, fueron capturados, bautizados, cambiados sus nombres, “normalizados”. Las mujeres pagaron una aterradora contribución de sangre, como la población española en general. Decenas de miles de muertos y vidas destrozadas. Ni las mínimas reformas republicanas fueron aceptadas. A sangre y fuego se impuso el movimiento que, cosas de la física, no se movía.


Documentos originales: Historia mujeresportal oacatodos los nombres, cgt andaluciaauschwitz la crueldad humana, dialnet 


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios