LOS SANTOS INOCENTES DEL 38: Las víctimas de los asesinatos cometidos por los franquistas de la columna del general Sagardía, en el Pallars Sobirà Leridano en 1938

sagardia word pressAntonio Sagardía Ramos se sumó a la rebelión con la llamada de Mola; su columna progresó hasta el pirineo catalán en 1938, donde llevó a cabo una feroz represión. Como inspector general de la nueva Policía Armada formó parte de la comitiva que visitó la Alemania nazi en septiembre de 1940, y uno de los que recibió a Himmler durante la visita de éste a San Sebastián en 1940.

En abril de 1938 las tropas de Sagardía se encontraban desplegadas en el Frente del Segre, una conquista fácil y sin apenas resistencia. El 6 y 7 de Abril ocuparon Santa Linya, capturando varios prisioneros, de ellos 12 nunca más han sido vistos, 3 murieron en un campo de concentración en Valladolid, y otros 9 desaparecieron tras su ejecución y enterramiento. Fueron acusados porque: “¡el solo hecho de ser catalán basta para ser rojo!”. Hacia el 15 de Abril, en A Àrreu fue asesinado un hombre, y 3 mas en el Prat de Giranto de València d’Àneu. El día 18 asesinaron a 11 personas de los pueblos de Borén e Isavarre del Prat del Fuster de Sorpe. El 14 de mayo fusilaron a 19 rehenes: 8 de Escaló y 11 de Rialp, que fueron enterrados en la fosa común del viejo cementerio de Montardit, en la carretera, a 5 kilómetros de Sort. El día 18, el antiguo presidente del comité de Rialp fue capturado y muerto en un prado cercano al puente de piedra de esta población.

Los sublevados iban a buscar casa por casa a los que, según sus vecinos, habían apoyado al Gobierno republicano. Se confeccionaron listas de rojos. En la mayoría de los casos, los denunciados eran padres de familia. Las envidias y los litigios entre los vecinos desempeñaron un papel capital en la revelación de los nombres. La huida de los hombres republicanos causaría que en su ausencia, las tropas franquistas cargaran indiscriminadamente sobre sus esposas, padres o hijos. El 22 de mayo los fascistas entraron en casa de Josep Ginesta, en Escalarre, tomaron a su mujer Martina Ribó Millán de 39 años y a su hija Nati de 17. Pasaron la noche encerradas en un local del pueblo junto a otros detenidos, entre los que estaba una cuñada de Martina, Gertrudis Comenge Fortet, cuyo vientre delataba su avanzado estado de gestación. Esa noche, los soldados les raparon la cabeza y las obligaron a beber aceite de ricino. Por la mañana, un camión las trasladó a la altura del hostal de Aidí, que vió como los soldados violaban a Nati. Fusilaron a todos, nadie sobrevivió.

El 25 de mayo, 9 personas eran asesinadas en el Enraiador, cercano al Hostal de Aidí. El día siguiente, en el prado del Coixet de Estaron, en la carretera de Esterri a Llavorsí fueron fusiladas 7 personas, entre ellas un padre, vecino de Escalarre, en el lugar de su hijo, una mujer en lugar del marido, y un hijo en lugar del padre, todos ausentes. El día 29, un hombre fue fusilado en el prado de la Casilla de la Guingueta d’Àneu. El 13 de julio, 2 personas eran asesinadas en el prado del Rector, cerca del túnel del Tornillo. Ante unas bajas sufridas por su columna tras un ataque republicano, Sagardía comentó: “Fusilaré a diez catalanes por cada hombre muerto de mi guardia. Al día siguiente, 11 personas eran asesinadas en la Molina de Josepet, en Rialp.

En esta zona, las represalias ejercidas por la izquierda durante el período revolucionario (1936-37) fueron prácticamente inexistentes. Sagardía no había encontrado apenas resistencia en su avance por el Pallars. Los cuerpos de las víctimas siguen ahí, en prados, cunetas, donde fueron fusilados, sin una señal, sin nada que los identifique y dignifique.


Documentos originales: Simas y fosas comunes navarra; Front del pallars; El País (1 y 2); Manuel GIMENO, Revolució, guerra i repressió als Pallars (1936-1939); Francisco Moreno, Víctimas de la guerra civil


FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios