RAIMUNDO CADALSO LUNA, SINDICALISTA, SOCIALISTA, fusilado por elementos franquistas en las tapias del cementerio del Este de Madrid

Raimundo Cadalso Luna word pressRaimundo era presidente del Gremio de Fumistas de la UGT, miembro de la Asociación Socialista Madrileña desde 1931, padre de 8 hijos de entre 3 y 18 años en el momento de su asesinato. Durante la guerra civil formó parte de las Milicias de Vigilancia de Retaguadia. No había participado en acciones bélicas por su edad, no estaban sus manos “manchadas de sangre”, pero pertenecía al PSOE y había defendido los derechos de sus compañeros del gremio de fumistas. Finalizada la guerra fue detenido el 1 de mayo de 1939 y encarcelado durante ocho meses en Yeserías donde se le torturó sistemáticamente, sufrió 2 consejos de guerra, fue condenado a pena de muerte, conducido a la prisión de Porlier y finalmente fusilado junto a diecisiete personas más el 27 de noviembre de 1939. Tenía 45 años

Tras la ejecución de Raimundo su familia sufrió persecución y duras represalias. Los vencedores no respetaron a los hijos de Raimundo y Francisca. Unos 10 días después de su fusilamiento, la policía golpeó la puerta de su vivienda en plena madrugada y condujo a su esposa, Francisca García Herrero, de 38 años, y al 2º hijo, Raimundo de 17 años, ambos sin vinculación política alguna, a la DGS de la Puerta del Sol. El hijo mayor, de 17 años, había huido porque había pertenecido a la Quinta del Biberón. Madre e hijo fueron torturados y días después encarcelados en las cárceles de Ventas y Cisne respectivamente, donde durante más de 2 años podían oír perfectamente las ejecuciones de madrugada. Tras la salida de la cárcel, la esposa de Raimundo y sus hijos fueron desterrados de Madrid y antes de partir, ella descubrió que las tierras que poseía en la colonia del Viso le habían sido “requisadas”. Cuando las fue a reclamar, le amenazaron con volverla a encarcelar si insistía en recuperarlas.

Durante ese tiempo, 2 de sus hijos, todavía niños, Esteban de 13 años y Pepe de 12, fueron llevados a un hospicio del Auxilio Social de Valladolid, y sometidos a hambre y adoctrinamiento fascista y religioso. Otros 2 hijos entre 6 y 10 años, habían sido evacuados por los bombardeos fascistas a Cataluña con familias de acogida, porque el barco que les iba a llevar a la URSS hasta acabada la guerra fue hundido por los fascistas italianos. Una de las hijas menores, Celia, con tan sólo 6 años, fue recluida por el Auxilio Social en un colegio de Carabanchel llamado “la Divina Infantita”. Allí, hasta pasados los 8 años de edad, fue sometida a vejaciones, humillaciones, hambre, maltratos y adoctrinamiento fascista y religioso; las monjas no cesaron de repetirle que era “hija de rojos” y que “tenía que purgar los pecados de sus padres”. Otra hija fue con unos parientes a Jerez de la Frontera. El heroísmo de aquella madre resistiendo y sobreviviendo primero, reagrupando luego a sus ocho descendientes, sacándolos adelante y transmitiéndoles sus ideales de justicia y libertad, es un claro ejemplo más de la lucha que tantas mujeres españolas le libraron a la dictadura.


Documentos originales: Quienes eran y Homenaje 2016, (Isabel Cadalso, nieta de Raimundo Cadalso Luna), Mayores en acciónFundación Pablo Iglesias 


FIRMA aquí por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios