TOMAS BRAVO MONTERO, jornalero, Republicano, fusilado por los franquistas en Madrid en 1939.

Integrado en lTOMAS BRAVO MONTERO word pressa 3ª Brigada Mixta, en diciembre de 1936 participó en al frente andaluz para frenar la “ofensiva de la aceituna”, llevada a cabo por el rebelde Queipo de Llano. En 1937 participó en la contraofensiva gubernamental en Las Rozas en Madrid, en apoyo de unidades en el Alto del León en la Sierra de Guadarrama, y en la zona del Vértice Mocha y del Castillo de Villafranca en la batalla de Brunete. En marzo de 1938, la Tercera Brigada Mixta fue trasladada al frente de Aragón coincidiendo con la ofensiva del ejército rebelde tras la batalla de Teruel, siendo hecho prisionero.

Pasó por los campos de concentración de San Juan de Mozarrifar en Zaragoza, por el fuerte de San Cristóbal en Pamplona, y por el campo de Miranda de Ebro. Integrado en el Batallón de Trabajadores número 18 fue enviado a Sigüenza donde realizó trabajos forzados hasta que se fugó junto al catalán Agustín Nino y otro compañero. Se reincorporó al ejército republicano, siendo destinado al centro de reclutamiento de Hortaleza en Madrid hasta el final de la Guerra Civil. Se presentó a los franquistas, que habían emitido la consigna de que los que no tenían delitos de sangre no tenían nada que temer. Sin embargo fue recluido en el campo de concentración del Puente de Vallecas, aunque pudo regresar a Villanueva del Pardillo y allí fue denunciado por el alcalde de la localidad. Junto a otros prisioneros de este pueblo, fue encarcelado en la Iglesia de Colmenarejo habilitada como prisión provisional, donde recibió una brutal paliza que estuvo a punto de costarle la vida.

El 16 de junio de 1939 se le decretó prisión por el Juzgado Militar por Procedimiento Sumarísimo de Urgencia, que se le había abierto por el delito de Adhesión a la Rebelión, en ese giro perverso de la justicia franquista que acusó de rebelión a aquellos que habían permanecido fieles al gobierno legítimo de la Segunda República Española. Fue conducido a la prisión de San Lorenzo de El Escorial, y de ahí a Madrid, donde fue sentenciado a la pena de muerte en juicio sumarísimo de urgencia. El 17 de noviembre de 1939 fue fusilado en las tapias del Cementerio del Este de Madrid.


Documentos originales en: Quienes eranFundación Pablo Iglesias


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios