POZU FUNERES. Trabajadores comunistas y socialistas fusilados y arrojados, aún vivos, al interior de la fosa

Pozo Funeres word press

El Pozu Funeres es una sima natural de unos veinte metros de profundidad, conocido en las tierras de Laviana, Asturias, desde la Edad Media como un lugar tenebroso de aspecto siniestro. Podría ser una de las puertas del infierno. Acercarse al pozo y mirar hacia abajo sobrecoge.

La dictadura franquista en Asturias reprimió a muchos resistentes, que sufrieron largos años de cárcel, campos de concentración, exilio o muerte, por haber cometido el delito de luchar por unos ideales democráticos. Una de las mayores atrocidades se produjo a principios de abril de 1948. La guardia civil junto a militares y somatenes, iniciaron la captura de trabajadores de dicha comarca en sus respectivos domicilios y lugares de trabajo, principalmente por la noche, llegando a detener a veintidós aunque el número no se puede precisar con exactitud, porque las “desapariciones” eran frecuentes en aquella época. Durante cuatro días los sicarios apresaron a sindicalistas y los condujeron al monte. A algunos los sacaban de sus casas. A otro lo detuvieron cuando iba a la mina, su mujer le escuchó maldecir y no volvió a saber de él.

Fueron fusilados entre 18 y 22 militantes obreros comunistas y socialistas, y arrojados, aún vivos, al interior del Pozu Funeres. Algunos sobrevivieron al amortiguar el impacto de la caída, de más de veinte metros, con los cuerpos destrozados de sus compañeros de infortunio. Los gritos de dolor de los moribundos aterrorizaron durante varios días a los habitantes de la comarca minera. Los verdugos pusieron término haciendo estallar, entre los heridos y los muertos, cartuchos de dinamita y arrojando gasolina que las explosiones se encargaron de incendiar para acallar definitivamente los desgarradores lamentos de los agonizantes. Así quedaron seguros de que nadie sobrevivía.

Un bombero lavianés descendió en los años setenta hasta el fondo de la sima para recuperar los restos de los revolucionarios asesinados. Los más limpios se encontraron en una entrada a la que se habría accedido gateando. El Pozu Funeres es hoy, décadas después, lugar de peregrinación para muchos habitantes del Valle, que cada año cruzan el monte para homenajear a familiares arrojados a la fosa o simplemente a camaradas que lucharon por la libertad, pagando el precio más alto. El paso de los años no ha servido para olvidar.


Material Original en: Búscame en el ciclo de la vida (Pello Indorziain), Antón Saavedra, Pozu Funeres Nuberu (Santa cruz de Mieres), atlántica (Ramón García) Foro por la Memoria (Lucía Cortina, Aitana Castaño), CEAQUA (E. Peláez)


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios