JUANA MARIA CAPDEVIELLE SANMARTÍN bibliotecaria, casada con FRANCISCO PÉREZ CARBALLO, gobernador civil REPUBLICANO de La Coruña. Juana estaba embarazada cuando ambos fueron FUSILADOS por los franquistas en 1936

Francisco Pérez Carballo y Juana Capdevielle San Martín 2 word pressJuana Maria Capdevielle Sanmartín fue una intelectual, pedagoga y bibliotecaria asesinada por los fascistas. Cursó los estudios secundarios en Pamplona para luego licenciarse en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid, donde tuvo como profesor a José Ortega y Gasset y a María Zambrano como compañera. Amplió sus estudios en Alemania, Bélgica, Francia y Suiza. Trabajó en la biblioteca universitaria de la Facultad donde había estudiado, así como en la del Ateneo. En su condición de pedagoga participó como conferenciante, junto a personalidades como Roberto Novoa Santos, Pío Baroja o Ramón J. Sender en las primeras jornadas organizadas en España sobre pedagogía sexual en 1934.

En marzo de 1936 se casó con Francisco Pérez Carballo. Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras, durante su etapa universitaria fue dirigente de la Federación Universitaria Española y miembro de la Asociación Internacional de Estudiantes, así como militante de las juventudes de Izquierda Republicana. Frecuentó también el Ateneo de Madrid.

Tras la victoria del Frente Popular su marido fue designado gobernador civil de La Coruña. Con el golpe de Estado en julio que dio lugar a la Guerra Civil, mientras ella se refugió en casa de López Abente, su marido fue apresado y asesinado el día 25. Al llamar al Gobierno Civil para tener noticias de su esposo, se le comunicó que sería recogida -estaba embarazada- para acompañarla junto a él. Sin embargo, fue detenida y encarcelada en donde fue puesta al tanto del fusilamiento de su marido del que no le entregaron las pertenencias personales.

Sólo llegó a ella una breve pero intensa carta de amor de despedida que Francisco Pérez Carballo le dirigió a su mujer momentos antes de morir y que fue conservada por la familia: “Juana: Has sido lo más hermoso de mi vida. Donde esté y mientras pueda pensar, pensaré en ti. Será como si estemos juntos. Beso tu anillo una vez cada día. Te quiero. Paco. Para Juana Capdevielle, mi querida esposa. Viernes, 24 de julio de 1936, cinco de la madrugada”.

Liberada a primeros de agosto, le fue prohibida la residencia en la capital de la provincia, se refugió en Vilaboa, Culleredo, en casa del diputado de Izquierda Republicana, Victorino Veiga. Allí recibió una orden de deportación que no le dio tiempo a cumplir. En la noche del 18 de agosto fue detenida de nuevo por falangistas o guardia civil, encontrándose su cuerpo con 2 tiros al día siguiente en las proximidades de Rábade, provincia de Lugo. Pudo haber sido violada. Cuenta Alfonso Comín en su libro “España a hierro y fuego” que la encontraron con todo el vientre acuchillado. Sus asesinos no se apiadaron de su avanzado estado de gestación. Juana no fue la única asesinada ese día, al mismo tiempo era asesinado Federico García Lorca.

A Juana Capdevielle
Dispararon á cabeza de mapoula,
mais medraron libres as silveiras
e nunca desfaleceron as ideas.
Dispararon ao corazón da rosa,
mmis volveron voar as bolboretas
e nunca feneceron os amores.
Matáronna co prexuizo sen xuizo,
Como quen queima xestas florecidas,
E por iso é patrimonio da xustiza.
Chamábase Juana Capdevielle,
Como podía chamarse a vida mesma:
morreu, como viviu, de amor e libaerdade.
En Rábade deixounos un carábel
para reinventar o amar, un xirasol
co que pacer a paz e unha violeta
para fabricar futuros mais muller

Rodríguez Fer, 2009


DOCUMENTOS ORIGINALES EN: wikipediaIgnacio PANIZO SANTOSCultura Galega (Carmen Blanco), Nomes e Voces,  Edgardo CivalleroAteneo de Madrid (Clara Herrera), Búscame en el ciclo de la vida (1, y 2). La voz de la República


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

 

Anuncios