FASCISMO FRANQUISTA

fascismo franquismoLa dictadura franquista fue fascista, una ideología que sustentaba los privilegios de unas clases dominantes frente a las reformas democráticas. La recuperación de la memoria histórica pasa por rechazar la narrativa utilizada por las fuerzas conservadoras, el fascismo franquista fue una dictadura de clase, con muchos colaboradores que continúan teniendo (ellos y sus hijos) enorme influencia en la vida mediática e intelectual del país. El franquismo quiso establecer una nueva cultura, ideología y manera de pensar diferente y opuesta a la de un sistema democrático laico y republicano, como hicieron los regímenes totalitarios fascista y nazi. Franco utilizó la Falange, de ideología nacionalista extrema, imperialista, militarista, para controlar el poder y establecer su liderazgo en los distintos aparatos del Estado.

El franquismo tuvo pleno control de la radio, prensa, escuelas, universidades, con el objetivo de transmitir la ideología del régimen para crear una nueva mentalidad y un nuevo tipo de sociedad, el nacionalismo españolista extremo y un catolicismo profundamente reaccionario, ideologías extremadamente totalizantes que invaden todas las esferas del ser humano, desde la lengua hasta el sexo, dos esferas de máxima intimidad, que estaban normatizados con sanciones (torturas, cárcel, asesinato y/o exilio) en caso de no cumplimiento. El régimen dictatorial intentó eliminar cualquier institución republicana para crear una sociedad liderada por la jerarquía católica profundamente reaccionaria, opuesta a la sociedad democrática, laica y republicana, a la que intentó erradicar. Para ello, en España, todos los poderes y grupos fácticos, desde la Iglesia y el ejército hasta las grandes empresas y bancos y los grandes terratenientes, apoyaron al régimen, beneficiándose enormemente por ello.

La Falange fue sustituida por el Movimiento Nacional (que conservó no sólo su ideología, sino incluso su uniforme) y todos los funcionarios del Estado tenían que jurar su lealtad a tal movimiento hasta 1978, complementándose con los tecnócratas del Opus Dei, todos cómplices que continuaron usando la simbología fascista y su parafernalia hasta el último día de la dictadura. El símbolo fascista (las cinco flechas) aparecía en la entrada de todas las poblaciones españolas hasta el año 1978, y aún continúa en muchas poblaciones gracias al empeño del PP en mantenerlo.

Las contrarreformas que está llevando el gobierno del Partido Popular y la ideología que lo sustenta tienen sus raíces históricas en el fascismo español. La obvia falta de cultura democrática del PP, su intento de recuperar un nacionalismo extremo, su negación de la plurinacionalidad de España, su represión de la clase trabajadora con pérdida de derechos laborales, sociales y políticos, su estrecho ligamen con los grupos fácticos y poderes económicos, sus contrarreformas educativas para generar “élites superiores” que gobiernen el país, su profundo nacionalcatolicismo, son todo ello herencia del fascismo que caracterizó aquel Estado.


Artículos originales de Vicenç Navarro (1 y 2)


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios