LOS NIÑOS ROBADOS POR EL FRANQUISMO. Crímenes tan ominosos que estremecieron al mismo diablo

ninos-robados-word-press

Se estima en decenas de miles el número de víctimas, niños robados por el franquismo, familares, padres, hermanos, y sus actuales descendientes. Ver vídeo.

Estás embarazada, vas a parir. Despiertas, te dicen que tu bebé ha nacido muerto, no te dejan verlo. Entonces sabes que eso le ha pasado a otras madres. Con el tiempo descubres que tu bebé no está muerto. Hay que encontrarlo. Eso es lo que le ocurrió a la madre de Ángel Casero. También a la de Soledad Luque. Ambos presiden respectivamente las asociaciones Adelante Bebés Robados y Todos Los Niños Robados Son También Mis Niños, que presentan la campaña Bebés Robados: Justicia y Verdad.

Pero ¿Por qué nadie mas que sus familiares busca a los bebés robados en España? Ni la Justicia, ni el Gobierno, ni las comunidades autónomas, ni el Defensor del Pueblo, ni la Unión Europea, ni la ONU. Ninguna institución los busca, salvo sus allegados, con los escasos medios a su alcance ¿Por qué sucede esto? Las plataformas para la búsqueda de niños robados se manifiestan en toda España de forma continuada, con resultados frustrantes debido a la inoperancia y desinterés de las administraciones. El primer domingo de cada mes se realizan encuentros en la Puerta del Sol de Madrid y en otros lugares. Los colectivos de víctimas por el robo de bebés declaran que se trata de “delitos contra la humanidad”, perpetrados por personas en puestos de poder hacia una población vulnerable a sus acciones. El robo de niños no prescribe, el delito es una violación permanente de los derechos humanos. El estado español tiene una grave responsabilidad histórica, política, cultural y penal por estos crímenes realizados desde 1936 hasta bien entrada la democracia. Es esencial garantizar una profunda conciencia pública y no olvidar lo que sucedió.

Los robos de niños a madres y familias republicanas comenzaron durante la guerra y posguerra, aplicando las teorías nazis del psiquiatra Vallejo Nájera, que argumentaba la inferioridad de estas mujeres debido a su condición política. Los niños pasaban a ser “tutelados” por los Patronatos de Redención de Penas de la Sección Femenina de la Falange. Entre 1944 y 1945 el Patronato de San Pablo contabilizó 30.000 menores hijos de encarcelados y exiliados, y el Patronato de la Merced otros 12.000. En su Declaración de condena de la Dictadura Franquista del 17 de marzo de 2006 (Recomendación 1736, punto 72, 73, 74 y 75), el Consejo de Europa afirmó que los «niños perdidos» son víctimas del Franquismo, y que sus «apellidos fueron modificados para permitir su adopción por familias adictas al régimen». También afirmó que la ‘protección de menores’ invocada por el régimen franquista era en realidad un sistema punitivo, ya que estos niños eran separados de otros niños y sometidos a malos tratos físicos y psicológicos.

A partir de los 50 y hasta entrados los 70, el robo de niños pasa a ser un negocio religioso e ideológico bajo el yugo del nacional catolicismo, en el que las familias pudientes se aprovechan de la situación de opresión de la población, especialmente la clase trabajadora. Están implicados personal sanitario, eclesiástico, administrativo. Las operaciones de robos de bebés posteriormente, hasta entrados los 80, fueron simplemente un comercio de trata de personas, que fue posible gracias a que las estructuras de la dictadura franquista continuaron manteniéndose intactas tras la muerte de Franco (A y B). Este tema ha sido abordado recientemente en el Kupferberg Holocaust Resource Center del Queensborough Community College de La Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios